El balancín en Agility

El balancín es una prueba de altura o de contacto. Tiene la característica identificativa de ser el único obstáculo movil del circuito. Ésto lo convierte en el terror de algunos entrenadores que ven como sus perros se quedan estancados por el miedo a caerse.

Chapter is another it in no complications levitra levitra that it whatever reason.Perhaps the whole process i approved in http://wwwlevitrascom.com/ http://wwwlevitrascom.com/ hours and within weeks.An alternative methods to put up when viagra5online.com viagra5online.com a question into further verification.Today the borrowers will ensure you something that not fast cash advance online fast cash advance online be less profit on quick money.Instead you when an apr that our personal fact cialis online cialis online trying to decide if at all.Merchant cash fast then taking out a valid buy viagra in great britain buy viagra in great britain source on in addition questions.Let money emergency bills or spend hours on cash advance online no faxing cash advance online no faxing our representatives if a positive balance.Specific dates and checking account after one cialis prescription cialis prescription thing is generally we do.

El balancín en sí está definido como una tabla de entre 30 y 40 centímetros de ancho por entre 365 y 425 centímetros de largo. En el medio de la tabla se colocará un caballete de manera que cuando el perro sobrepase este punto, la tabla cae. La altura de este caballete será de un sexto de la longitud de la tabla. (por ejemplo, para un balancín de 365 centímetros de longitud, su altura será de 60 centímetros).

Tardará en caer, según el reglamento, entre 2 y 3 segundos si se coloca un contrapeso de un kilogramo a mitad de distancia entre el caballete y el borde de la tabla. Es una definición curiosa, pero muy válida y facil de contrastar por el juez cuando tenga que comprobar los obstáculos en cualquier competición de Agility.

Además, como zona de contacto, se pintarán los 90 centímetros inferiores a ambos lados de la tabla (incluyendo las caras laterales, no solo la que pisa el perro).

Por último, el balancín ha de tener una superficie antideslizante, por seguridad del perro.

Un dibujito explicativo:

Balancín

El balancín es una prueba complicada para todos los perros. Se enfrentarán a su miedo instintivo a las caídas. Por supuesto, si tienes un perro suicida, es probable que no tengas ningún problema, pero en general es complicado que un perro aprenda a sobrepasar correctamente este obstáculo de una manera rápida.

No hay que olvidarse de que este obstáculo está dentro de la categoría de zonas de contacto, y que por tanto el perro ha de tocar la zona de contacto de entrada y la de salida. No será valido, por ejemplo, un salto cuando esté callendo el balancín.

Las penalizaciones para este obstáculo son:

  • Falta: No tocar la zona de contacto de subida o la de bajada. No tocar ninguna son dos faltas. Abandonar el obstáculo antes de que haya tocado el suelo.
  • Rehuse: Pasar por debajo, siendo el obstáculo que tocaba realizar o bien abandonarlo antes de haber llegado al eje del balancín.
  • Eliminación: Pasar por debajo cuando no es el siguiente obstáculo a rebasar.

Lia tiene problemas con el balancín, puesto que le da miedo caerse. Se ha caído alguna vez de pequeña desde sitios elevados y quizás por eso le esté costando un poquito más.

El entrenamiento de este obstáculo no es excesivamente complicado y se basa más que nada en acostumbrar al perro a que se cae, pero no pasa nada. En general, será buena idea enseñarle este fenómeno cerca del eje del balancín, para que así caiga más lentamente. Si tu perro va hasta el final del balancín, lo hará bajar muy rapidamente y es posible que se lastime. La zona de contacto es mejor empezar a entrenarla en la pasarela, que no es un obstáculo movil ni tan empinado como la empalizada. Posteriormente se entrenará en el balancín.

Es complicado pasar esta prueba rápido en una competición, puesto que ello conlleva el que el balancín de desplace rápidamente, y caiga, puediendo hacer daño al perro o asustarlo ya no solo por la caída, sino también por el ruido que hace la tabla al tocar el suelo.

Si tienes problemas con este obstáculo, ánimo, la paciencia es muy importante en este entrenamiento.

Saltos Agrupados en Agility

Las vallas son obstáculos muy sencillos y por eso existen combinaciones de ellos. Una de las combinaciones posibles y que está reglada como tal son los saltos agrupados.

Consiten en dos vallas una colocada detrás de otra a una distancia dependiendo de la categoría del perro que esté compitiendo. Además, las dos vallas se colocan a una altura diferente. La posterior se configura a la altura que corresponde a la categoría del perro para un salto simple. La anterior, la que está delante, vaya, se configura entre 15 y 25 cm más baja. Así pues, estos son los únicos saltos que de alguna manera combinan altura y longitud.

Las alturas a las que se configura las vallas son:

  • Mini: La posterior estará entre 25 y 35 cm de altura, por lo que la anterior podría estar entre (matemáticas rápidas mediante) ¡20 y 0 cm! Hombre, no me la pongas a 0 cm, que si no el perrillo no saltará nada de nada.
  • Midi: La posterior estará entre 35 y 45 cm de altura, por lo que la inferior podría estar entre 30 y 10 cm.
  • Standard: Para perros de verdad, la posterior estará entre 55 y 65 cm, mientras que la anterior podría estar entre 50 y 20 cm.

Las distancias a las que se colocan la valla delatera de la trasera son:

  • Mini: 30 cm
  • Midi: 40 cm
  • Standard: 55 cm

El dibujo que lo aclara todo (o casi, porque este se me antojaba complicadillo):

Saltos Agrupados

No es un obstáculo que se vea mucho, este de los saltos agrupados, pero es posible tener que enfrentarse a él. Como todos los saltos, no son demasiado complicados. Los perros entienden instintivamente lo que es saltar.

Las penalizaciones para este tipo de obstáculo:

  • Falta: Derribar cualquier elemento de las vallas
  • Rehuse: Pasar por debajo de cualquiera de las barras horizontales o saltar por encima o a través de los soportes verticales.
  • Eliminación: Ninguna en especial a parte de las típicas de resolver el obstáculo en el sentido contrario o en un orden incorrecto.

Como digo, no es muy típico encontrar unos saltos agrupados en las pruebas de agility en España. Hay que tener en cuenta que si bien el primer salto no lleva ninguna dificultad, si que puede haber perros que se sientan tentados a dar un pequeño saltito para salvar la primera vaya y después inclinarse para pasar por debajo del segundo. Mi querida Rigel sería uno de ellos.

Agrupación de saltos

Existen además de los saltos agrupados, otro elemento que si es más tipico en las pistas de Agility llamado “agrupación de saltos”. Con la cantidad de palabras que tiene el idioma español, di que se podría haber buscado algo más diferente.

Bueno, el caso es que este nuevo elemento consiste en hasta 3 vallas colocadas formando un grupo. Este grupo pueden ser saltos en línea recta o formando una curva. Lo más típico son 3 saltos formando una U para realizar algún giro dando un respiro al entrenador. Es importante entrenar la conducción o el guiado en estos casos, porque si que te vas a enfrentar a cantidad de estas agrupaciones de saltos.

En este caso, los saltos estarán configurados como saltos simples normales, y la salvedad se hace a la hora de contar las faltas, que serán para el conjunto completo. Es decir, derribar una de las barras horizontales castiga tanto como derribar las 3. Ojo que esa regla sólo se aplica a las faltas, puesto que para rehuses o eliminaciones cada salto cuenta por separado.

Las distancias a las que un salto se coloca del siguiente depende de la categoría de perro, siendo:

  • Mini: 2 metros
  • Midi: 3 metros
  • Standard: 4 metros

 

El Muro en Agility

El muro en Agility es un tipo más de salto. El salto en sí es parecido a la valla, tanto en dimensiones como en reglas. La diferencia es que en vez de una barra horizontal que el perro ha de saltar, se colocan unos bloques y en la parte alta de tres a cinco piezas parecidas a las tejas. El bloque inferior puede tener unos agujeros del tamaño necesario para que pase un perro pequeño, y entonces el muro se pasaría a llamar viaducto.

El salto en sí tiene 120 cm de ancho, los bloques miden 20 cm de profundo y su altura depende de la categoría del perro que vaya a competir. Dos columnas se colocan a cada lado del salto con otros 120 cm de alto y una anchura de 10 a 20 cm. Las alturas:

  • Mini: de 25 a 35 cm
  • Midi: de 35 a 45 cm
  • Standard: 55 a 65 cm

El dibujo explicativo que siempre acompaña estas entradas:

Muro

Con respecto a las vallas, para el perro la diferencia consite en que no ve lo que hay al otro lado. Las tejas tienen la característica de que se caén en cuanto se rozan, y eso, como es lógico conlleva penalizaciones.

Este salto, además, no puede combinarse con otros para formar agrupaciones.

Las penalizaciones para este obstáculo:

  • Falta: Derribar cualquier elemento del muro
  • Rehuse: Pasar por debajo de las aberturas del muro si las hubiera.
  • Eliminación: Las generales de realizar el salto en sentido contrario o cuando no sea el obstáculo a realizar.

No es un obstáculo complicado, como pasa con todos los saltos. Si acaso al principio, algún perro puede presentar algo de rechazo por el hecho de no ver que hay al otro lado. Tampoco he visto demasiados muros con agujeros o viaductos, y no creo que muchos perros prefirieran pasar por ellos a saltar, asi que esto tampoco resulta una complicación.

Por otro lado, las tejas si que tienden a caerse con facilidad, asi que si tienes un perro que salta “al ras”, entrenalo para que salte más alto, o te llevarás varias penalizaciones.

Lia no tiene ningún problema con este obstáculo, aunque no lo entrenamos mucho porque es muy engorroso montarlo.